Periodismo, Populismo y Corrupción

Para impedir que el esperpento del populismo se eternice en el ejercicio del poder, para afirmar que el vivir con dignidad es un derecho y no un milagro concedido por las santas evitas del cielo estatal (como lo vivió Cabral), para que el periodismo no sea, por temor o favor, el eco cómplice del poder, Jorge Lanata enfrentó el tsunami de la corrupción de la última “dueña” de la Argentina, removiendo la alfombra que ocultaba la ruta del dinero K, y demostrándonos que ni los cobardes ni los cínicos sirven para ejercer el periodismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s